filtro electrónico para soldadura
Soldadura: La revolución de los filtros electrónicos

La llegada de los filtros electrónicos de oscurecimiento automático al mundo de la soldadura a principios de los años 90 ha incrementado los niveles de seguridad de los trabajadores del sector de manera considerable. La gran diferencia entre los tradicionales filtros oscuros y los filtros de oscurecimiento automático o filtros electrónicos de soldadura es que estos últimos ofrecen una filtración permanente de los rayos nocivos de la soldadura, independientemente del tono oscuro que tenga el filtro. Es decir, que hasta en el caso de que el filtro electrónico, por alguna razón, no se oscureciese, su filtración está garantizada y por ende la protección de la vista es permanente.

Sin filtro electrónico, un soldador no puede ver a través del cristal sin que haya un arco eléctrico, razón por la cual era frecuente que los soldadores tuvieran lesiones oculares como conjuntivitis o cataratas, ya que tenían que apartar el ocular de la vista para poder distinguir dónde hacer el punto de soldadura. Además, una mala elección del tono oscuro conllevaba una filtración inadecuada de los rayos nocivos (UV, luz azul e IR).

Los filtros electrónicos deben cumplir con unas exigencias mínimas: exigencias de seguridad y calidad recogidas en la norma EN 379:2004+A1:2010

La norma requiere 4 pruebas diferentes de calidad óptica para los filtros electrónicos. Estos test, conforme a los resultados, se traducirán por notas y se indicarán en los certificados CE que se marcarán obligatoriamente en los filtros electrónicos.

La primera nota, que puede ser 1 o 2 (1 como mejor calificación), se refiere a la clase óptica:

  • Clase óptica 1, sin limitación de uso (se permite una desviación máxima de +/- 0,06 dioptrías)
  • Clase óptica 2, uso limitado (se permite una desviación máxima de +/- 0,12 dioptrías)

La segunda nota, que podría ser (de mejor a peor) 1, 2 o 3, apunta a la difracción (ángulos de los rayos luminosos al atravesar la veta óptica de los filtros electrónicos de soldadura). A mayor difracción, la imagen será percibida con menor nitidez.

La tercera nota distingue la homogeneidad del tono oscuro entre toda la superficie óptica del filtro electrónico. Aquí una vez más, la mejor puntuación sería 1 y 3 la peor. El ensayo se lleva a cabo contrastando la tonalidad en las cuatro esquinas y en el centro, debiendo equivaler el tono en las cinco áreas para una máxima homogeneidad.

La cuarta nota se corresponde con la dependencia angular. Ese test fue el último incorporado en el 2010 a la ocasión de la revisión de la norma.

Todos los cristales líquidos presentan la particularidad de que su ángulo incidirá en una claridad más acentuada. Relojes digitales, televisores, monitores, etc… siempre tienen un ángulo de tolerancia más allá del cual no es posible ver la imagen. Debido a este fenómeno natural, en el caso de los filtros electrónicos, los soldadores pueden percibir al inclinar la cabeza que el filtro revela tonalidades más claras conforme aumenta el ángulo de inclinación. Algunos fabricantes de filtros electrónicos han desarrollado cristales líquidos con compensación a la dependencia angular del filtro, de tal manera que cuando el soldador incline la cabeza, el tono oscuro no soportará variación alguna. Siguiendo la misma disposición: 1 la mejor nota, 3 la peor.

Ejemplo de marcado en un filtro electrónico de soldadura:

4/9-13 DAC 1/1/1/2 EN379 CE

  • 4: valor que indica el tono claro.
  • 9-13: alude a los tonos oscuros de 9 a 13.
  • DAC: fabricante (Dacar)
  • 1: clase óptica.
  • 1: difracción.
  • 1: homogeneidad.
  • 2: dependencia angular.
  • EN379: norma de referencia.
  • CE: logotipo oficial.

Más
noticias

Carrito de compra
Ir arriba